lunes, 27 de abril de 2020

¿Cómo hacer más agradable los días de confinamiento? Actividades para disfrutar en casa.


Sin duda alguna, nos encontramos viviendo una situación social y sanitaria que ha cambiado el ritmo de nuestras vidas. Ante esto, lo mejor que podemos hacer es quedarnos en casa. También es cierto que para los niños pasar mucho tiempo encerrados en el mismo lugar resulta un tanto complicado de gestionar. Por lo cual, es importante que tomemos en cuenta que aparte de realizar sus tareas escolares y sus deberes en casa, tenga tiempo recreativo, en donde realicen juegos entretenidos que puedan crear lazos positivos dentro del núcleo familiar.


Estas son algunas ideas que pueden crear experiencias muy agradables e inolvidables para la familia:

      Noches de cine: Podemos buscar películas con valores para ver en familia. Esta es una propuesta excelente para compartir en familia después de alguna jornada de clases online, home office o de tareas de casa. Hoy en día contamos con diferentes plataformas de entretenimiento que nos ofrecen una diversidad de contenido. 

      Practicar Mindfulness: Adentrar a nuestra familia en esta práctica puede facilitarnos el control de la ansiedad y estrés, prestando atención de manera consciente a la experiencia del momento presente con interés, curiosidad y aceptación. En otras palabras, entrenar nuestra mente para tener una atención plena.

      Showtime: Unánse como familia a representar cuentos, crear obras de teatros, fashion shows… con disfraces, pinturas y hasta alocados peinados. Es tiempo de quitarse la pena y hacer una representación que alucinará y encantará todos.

      Encontrar al artista que tenemos dentro: Este tiempo de confinamiento es perfecto para descubrir en nosotros mismos aptitudes y habilidades que tenemos en nuestro interior. Exploremos nuestra inteligencia artísica para crear obras de arte como pinturas, esculturas, manualidades, hacer piezas de música, cantar etc. El límite no existe cuando hablamos de sacar el talento. Recuerda también que la creatividad es una fuerte aliada, ya que a la hora de crear, lo podeos hacer con lo que tengamos en casa.

      Tarde de Talentos: Cada miembro de la familia tendrá que elegir un talento que quiera representar. Esta actividad es muy divertida ya que cada miembro puede tomar un papel como el presentador, jurado y camarógrafo. También con ella podemos reconocer talentos con los que contamos.


Tenemos muchos recursos en casa que nos pueden ayudar a crear actividades ¡la creatividad e imaginación no tienen límites!
Por último, recordemos disfrutar con nuestros pequeños. Esta cuarentena es una situación extraordinaria e inolvidable para muchos, qué mejor hacerlo de una forma divertida, aprovechando los momentos para reconectar con nuestra familia y con nosotros mismos. #QuédateEnCasa 


Andrea Peña Morales
Preescolar Campus Santa Fe 
www.lomashill.com

lunes, 20 de abril de 2020

Entendiendo la adolescencia.


Durante los últimos días, he permanecido en aislamiento total y en cuarentena, como muchos de ustedes. Eso me ha llevado a buscar información muy interesante respecto al nicho con el que más trabajo de forma directa: los adolescentes. Una edad que muchos coaches de crianza, o psicólogos no han querido abarcar, a diferencia de los toddlers, recién nacidos, niños en las edades de “terrible two”, siendo estos últimos los que más atención de coaches o psicólogos reciben. La información que he leído, discernido y digerido me parece valiosa, y por tanto, utilizaré un espacio en el blog para transmitirla, esperando les sea de mucha utilidad.

La adolescencia no es más que un momento de transición entre la niñez y la vida de adulto joven. Sin embargo, en ella se vive una etapa de autoconocimiento, en la que el adolescente forja su identidad y pretende encontrar la libertad. Es común que el adolescente empiece a tener diferencias con algunos miembros de su familia, pues al empezar a conocerse mejor a sí mismo, empieza también a encontrar diferencias entre él y sus seres de vínculo más directo.

Durante la adolescencia, se viven cambios emocionales importantes, así como cambios de humor constantes. Esto se debe a las descargas hormonales que predominan en su cuerpo durante estas edades. Es importante resaltar aquí, y es algo que yo desconocía, que durante la adolescencia incrementa notoriamente el uso de videojuegos, celular, internet y redes sociales. Por tanto, los adolescentes dejan, en su mayoría, de salir al sol. Las actividades “outdoors” son indispensables para ellos, pues es la luz solar la responsable de generar melatonina, la hormona del sueño, en nuestro cuerpo. Es decir, si una persona no recibe luz solar durante el día, sobretodo por las mañanas, se complica la liberación de la melatonina, por lo que su regulación de sueño se altera, por ende, el resto de secreción hormonal. Aunque mi vida es el deporte, no necesariamente estoy promoviendo el deporte en este artículo, pues estoy consciente de que no es afín al gusto de todo el mundo. Sin embargo, el hecho de recibir contacto con la luz solar todos los días, preferentemente por la mañana, es crucial para el sano desarrollo de un adolescente. 

También será notable el incremento de apetito, pues el cuerpo busca obtener más nutrientes en una etapa de rápido crecimiento físico. Contrario a lo que se esperaría, la mayor cantidad de apetito también va acompañada por una notable fatiga. Esta se puede deber a la falta de sueño mencionada anteriormente, a cambios hormonales o a la energía que se emplea en adaptarse a dicha edad. 



El cerebro de un adolescente es bastante impulsivo, o primitivo. Esto se debe a la falta de madurez que se adquiere a finales de dicha etapa. Sin embargo, también se debe a la torpeza que puede haber en desempeñar habilidades sociales, o tomas de decisiones, pues son, hoy en día, habilidades que nos hemos olvidado de desarrollar en ellos en edades más cortas. Es por eso importante educar a seres autónomos desde pequeños, sino, todo el peso recae sobre ellos cuando se espera que tomen decisiones durante la adolescencia. Recordemos que al manejar un coche por primera vez, seguramente no lo hicimos del todo bien, fuimos torpes en nuestra coordinación ojo mano, o en controlar distintas extremidades de nuestro cuerpo al mismo tiempo. Lo mismo sucede con el adolescente al enfrentarse a un mundo enorme que quiere comerse a cucharadas. Sepamos que los jóvenes de esta edad logran conclusiones similares o iguales a las de los adultos; no los subestimemos. Por el contrario, depositemos en ellos nuestra confianza y ayudemos a formar en ellos, criterios y un pensamiento crítico. 

Informarnos sobre esta etapa, tanto como padres como docentes, es una responsabilidad compartida que nos enriquece y nutre. Espero que la información compartida les haya servido. 

Analaura Montenegro H.
Coordinación Deportiva
www.lomashill.com



lunes, 13 de abril de 2020

Lo que siento, lo que soy.


¿Qué es lo primero que piensas al escuchar la palabra EMOCIONES? Cierra los ojos, visualiza un día cotidiano: amanece, estás en cama, suena tu despertador, piensas en lo que debes hacer, decides o no darle cinco minutos más al reloj, te levantas, haces dos, tres pendientes caseros, te metes a bañar; ¿qué ropa te vas a poner? Das los buenos días… ¿a quién?, ¿en qué modo lo harás, con un beso, palabras? Alistas a tus hijos, o no, vas al trabajo, al super, al gimnasio, vas manejando, ¿vas cantando?, ¿qué canción es?, ¿observas a la gente en la calle?, ¿qué vas pensando?, ¿cedes el paso?... ¿ERES FELIZ? 
Cierto, están “de moda” el manejo de emociones, la inteligencia emocional, ¿por qué escuchamos cada vez más estas materias? Lo realmente interesante de esto es que se está volteando a ver un aspecto clave que rige nuestro comportamiento y al cual jamás habíamos visto o escuchado, estaba en “modo avión” y lo poco que veíamos estaba o está completamente torcido, pero comenzamos a enderezarlo, a darle forma, a ponerle cara, tamaño y nombre, comenzamos a conocerlo para hacerlo nuestro mejor aliado: nuestras emociones.
El 70% de nuestro funcionamiento y rendimiento como individuos en cualquier escenario depende de nuestro estado emocional, es decir, CASI TODO lo que yo haga, diga, vea, escuche, decida, vista, coma, beba, etcétera, dependerá de mi estado emocional, por eso es tal la importancia de conocerlas, aceptarlas como son y llevarme muy bien con ellas para lograr manejarlas adecuadamente y no que ellas me manejen a mí.
 Crecimos en una cultura en la cual las emociones con tintes negativos no son permitidas ni social ni ética ni profesional ni personalmente, es decir, no se permite enojarse, llorar, sentir envidia, miedo, frustración, celos, en fin, lo tenemos tan bien aprendido que al instante en que sentimos cualquiera de las anteriores en automático además, sentimos culpa, vergüenza, pena, nos sentimos inferiores, débiles, etcétera, cuando todas las personas sobre la Tierra sentimos todas las anteriores y muchas más lo cual no me hace una persona miedosa, frustrada, enojona, aburrida, celosa… Hoy somos adultos y lo más grave de todo es que no sabemos lidiar con los conflictos de ningún tipo, estamos luchando interna y constantemente con lo me enseñaron “que debo hacer, parecer, y ser”, contra “lo que soy”, ¿y qué es lo que somos?: emociones, ni positivas ni negativas, sólo emociones, mismas que no nos hacen personas ni buenas ni malas, simplemente personas, y al reconocerme como tal, obtengo una ganancia para toda la vida: SEGURIDAD, la cual me dará la tranquilidad para identificar, nombrar, reconocer y asumir una emoción, y ese es el primer paso a la felicidad. Las emociones asumidas no generan culpa, las emociones asumidas generan personas sanas, seguras de sí, y por ende FELICES. UNA PERSONA SANA, ES UNA PERSONA FELIZ, Y UNA PERSONA FELIZ ES SOCIALMENTE FUNCIONAL.  

Así que por todo lo anterior, las emociones negativas no existen, más bien: Todas las emociones con tintes negativos bien digeridas, son positivas.
El objetivo es estar conscientes de cada emoción, de vivirla como tal, sin culpas, sin pena, con franca honestidad, y sin lastimar a nadie. Se vale enojarse, se vale gritar, se vale llorar, se vale celar, se vale vivir; vívete a conciencia y con responsabilidad, disfruta y valora cada pizca de emoción que sientas vibrar en tu cuerpo, ya que justo eso es lo que eres, y como seas, eres maravilloso. Sembrémoslo en nuestros pequeños. 
María Paz Torchia Núñez 
Lic. Educación Preescolar
Campus Santa Fe
www.lomashill.com


lunes, 6 de abril de 2020

Qué es el IB y su importancia en la educación mundial


El Bachillerato Internacional es un organismo fundado en 1968 que busca formar a la juventud mundial enfocada en la solución de los grandes problemas que aquejan a nuestras sociedades con un sentido profundamente humano: inclusivo, intercultural y de apertura.

El Bachillerato Internacional cuenta con 4 programas que abarcan las edades desde los 3 hasta los 19 años. Los programas son:
       Programa de la Escuela Primaria: para alumnos entre los 3 y los 12 años de edad. Su enfoque es Transdisciplinario. Las distintas disciplinas apoyan a la comprensión conceptual para poder entender el mundo a su alrededor. 
       Programa de los Años Intermedios: para alumnos entre los 12 y los 16 años de edad. Su enfoque es Interdisciplinario en el cual las disciplinas apoyan a la creación de soluciones creativas a distintos problemas.
       Programa del Diploma: que prepara a alumnos entre 16 y 19 años de edad para su ingreso a la educación superior. Este programa presenta un alto rigor académico.
       Programa de Orientación Profesional: este es un programa alternativo para los alumnos entre 16 y 19 años. Su enfoque es profesional y dota a los alumnos de herramientas para incorporarse al mercado laboral sin necesariamente pasar por estudios universitarios.

Cada uno de los programas del IB refleja la intención principal de ofrecer una educación que permita a los alumnos comprender las complejidades del mundo que los rodea, así como desarrollar las habilidades y aptitudes necesarias para emprender acciones responsables con vistas al futuro. Los programas proporcionan una educación que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales, nacionales y geográficas, y que fomenta una postura de participación crítica, ideas estimulantes y relaciones eficaces. (1) 

Al 4 de marzo de 2020, el IB ofrece más de 6000 programas en 5,263 colegios de 158 países diferentes (2). Esto involucra a más de 2 millones de alumnos de alrededor del mundo confiriendo una educación verdaderamente globalizada.

La educación que busca el IB es una progresista, basada en los estudios de los más renombrados pedagogos y filósofos educativos que han desarrollado metodologías de vanguardia sustentadas por estudios de las más variadas neurociencias que avalan el cómo aprende mejor el ser humano. Las metodologías buscan el análisis crítico, el desarrollo de habilidades variadas, la educación integral y la consideración de múltiples perspectivas para el enriquecimiento de los alumnos y su sano desarrollo a lo largo de toda la vida. 

El IB se distingue de otros programas debido a que: 
a)     Anima a los alumnos a pensar de forma crítica y a cuestionar lo que se les plantea. 
b)     Estimula a los alumnos a examinar el entorno local e internacional.
c)     Mantiene independencia con respecto a los gobiernos y sistemas educativos nacionales, lo que le permite adoptar mejores prácticas procedentes de una amplia variedad de marcos educativos y currículos de distintos países.(3)
  

Lic. Mariana Resa Romo

Vice-principal
IB Coordinator
www.lomashill.com


(1)   ¿Qué es la educación del IB? Bachillerato Internacional. Cardiff, Reino Unido. 2017.
(2)   Fuente: https://ibo.org/es/about-the-ib/facts-and-figures​        
(3)   Fuente: https://ibo.org/es/benefits-of-the-ib/why-ib-is-different​