domingo, 27 de enero de 2019

Training Middle School Teachers

Last Friday, I had the wonderful experience of attending a formal MYP training with Middle School teachers and staff at Lomas Hill. While taking the training, I thought “ I should write about this in order to share the experience with parents of teenagers, because those teenagers are what we, parents and teachers, have in common”.

These are the 5 most important pointers that I can state as a conclusion to such training:

1- A good teacher understands the world which a student comes from and prepares such student for the world that he’ll live in.
It is crucial to understand where each of our students come from because the ONLY situation they’ve all got in common is that they are all seating at the same classroom. Some had breakfast, some didn’t. Some showered, some didn’t, some were kissed goodbye by their parents, some weren’t. Some received their breakfast in a plate, while others cooked breakfast for their siblings. It is important to understand students before judging them.

2- We must help students form strong questions.
Students are now too close and immerse to technology, so we do not have to teach them facts, but we do need to guide them through where to find information, how to find information, and what information they need to find. By doing this, we tackle abilities more than knowledge, which is what the world asks of professionists today.

3- We need problem solvers.
What we are working on is affronting students to “designing” different solutions towards conflicts, situations, problematics, and obstacles. By doing this, we form creative, open-minded young learners who are able to affront real-life situations in a more positive way. Giving teenagers such preparations is necessary because of the life-stage that they are living through and the diverse problematics that it, even by name, includes.

4- Concept Education is a model that favors students at all times.
This is a three-dimensional, which uses a deeper comprehension of concepts. We need to work on impulsing the personal definition that students give to concepts, as they make them theirs. We center students on their process of learning, and not necessarily on what they are learning. Concepts should not only be remembered, but also practiced and holistic. This favors the way a student learns because knowledge becomes an engine, which motivation impulses through learning.

5- IB Programmes have the goal of developing international development in a global context. The concepts “internatio
nal” and “global” describe the world from different points of view.
Concepts are seen from different contexts, to stay not only with a certain “pair of glasses” with which we observe a theme.

As always, I close this article/summary by stating my gratitude towards Lomas Hill and Mariana Resa, for allowing us to experience a wonderful workshop, full of knowledge and conceptual application. Without hesitation, I must reaffirm the value that being an IB school adds to a teacher’s profession and to a student’s development.


Miss Maria José Plascencia
Academic Principal / IB Coordinator 
Image by TeachersPayTeachers.com

lunes, 21 de enero de 2019

Adolescentes y las Redes Sociales

Artículo publicado originalmente en Future Skills Education
https://www.futureskillseducation.com/2018/06/26/adolescentes-y-las-redes-sociales/

Panorama de las redes sociales en México

México ha crecido exponencialmente en su uso de Internet, particularmente en dispositivos móviles en los últimos años. Según el estudio de Hootsuite Digital in 2018 la penetración de Internet en nuestro país es de un 65% mientras que nuestro promedio de tiempo que pasamos en línea es de 8 horas con 17 minutos, de las cuales 3 horas con 7 minutos son en redes sociales, lo cual nos hace estar por encima de la media mundial.

De acuerdo al INEGI en el reporte “Estadísticas a propósito del Día Mundial del Internet (17 de mayo) del 2017, en nuestro país los grupos de edad que más utilizan internet son los niños de 12 a 17 años, seguidos por los jóvenes de 18 a 24 años con un 85.5% y un 85% respectivamente.

Esto nos habla de la gran presencia que las redes sociales tienen entre los adolescentes y la importancia que éstos le dan a esos medios. Sin embargo, la pregunta no es “si los adolescente hacen uso de las redes sociales” sino “qué redes sociales son las que más usan los adolescentes” y, en este caso, no hay estadísticas, pero quizás no sea sorprendente para nadie: no son las mismas que la mayoría de los adultos usan.

Los adolescentes y las redes sociales en México

Para lograr escribir este artículo tuve que recurrir a una experta: mi hija de 13 años. Hablando con ella supe que existen muchas más redes que incluso las que yo (como supuesto conocedor de tecnología que soy) hubiera considerado. Aquí destacan por su ausencia los dos grandes iniciadores: Facebook y Twitter, que en palabras de mi hija son “para abuelitos”.

Entonces, ¿qué es lo que sí usan? Tenemos varias: Snapchat, Musica.ly, Instagram, Youtube y Whatsapp. Debo decir que Whatsapp por su naturaleza no la considero una red social, es una aplicación de mensajería mientras que Youtube si mantiene algunas características de red social, pero su uso es diferente, como veremos más adelante.

Snapchat

Snapchat es una red social “sin memoria”. Su premisa de lanzamiento fue compartir el momento exacto, ya sea en video o fotografía, con algún texto corto (si se desea). Una vez publicado, el contenido podrá ser visto por todos los seguidores una sola vez y después dicho contenido se borra automáticamente. Si algún usuario llega a tomar una captura de pantalla la aplicación avisa de esto a quien hizo la publicación.

Los peligros de esta red son obvios. Al borrarse los mensajes existe una sensación de impunidad, de que puedo decir -o hacer- lo que sea porque en realidad no quedan registros, por lo que esta red ha sido criticada muchas veces por ser semillero de cyber bullying. 

Otros peligros de esta red son el mostrar una imagen irreal de la vida de los demás, es decir, muestra vidas y gente “perfecta” con la posibilidad de deprimir a quien sienta que no puede competir con dicha perfección, aunque sea falsa. La aplicación incluye una serie de filtros fotográficos que en un principio fueron una de sus grandes atracciones, al tomarse una foto una muchacha puede parecer un gatito (con todo y orejas) o parecer mucho más estilizada, tipo caricatura, o simplemente más “bella”.
Otros filtros, sin embargo, estaban pensados para ser usados en situaciones específicas, como el filtro de velocidad, el cual sólo se activaba al viajar en un coche, estampando sobre la “selfie” la velocidad a la que iba la persona. Este filtro ya ocasionó más de un accidente en Estados Unidos, lo que obligó a la aplicación a agregar la leyenda “don’t snap and drive”

¿Como ayudar?

  • Primero que nada considerar si tu hijo o hija tiene la edad y la madurez para usar esta red social. Los términos de uso de Snapchat establece que los menores de 13 años no pueden usar el servicio, y los menores entre 13 y 17 pueden usarlo con el consentimiento de sus padres.
  • De la mano con la madurez antes mencionada, hay que hacer mucho hincapié en ser conscientes de que lo que se dice en Internet, se queda en Internet (aunque aparentemente se borre). Muchos casos de cyberbullying que personalmente he visto en mis años en colegios, vienen de Snapchat.
  • Reforzando la autoestima, recordarles que aunque parezcan perfectos las demás personas son iguales a todos, con sus cosas buenas y cosas malas.
  • Monitoreando el uso. Aunque es difícil monitorear una aplicación que no guarda nada
Instagram

El iPhone, entre otras innovaciones nos trajo algo que los celulares ya tenían, pero era muy malo: una cámara digital. Con ella desde el iPhone 3gs ya era factible tomar una foto de buena calidad. Instagram aprovechó esto para lanzar una red social donde se podían compartir fotos. Pronto se desvirtuó un poco y pasó de ser el lugar donde se publican las selfies más que fotos “artísticas”.
En ese sentido, instagram es una red social con muchos peligros para los más jóvenes: existen muchas cuentas que tienen fotos con desnudos, parciales o totales. Una de las cuentas más famosas para eso es la de Kim Kardashian (¿necesito decir más?).
Y hablando de personalidades, hay muchas cuentas de modelos que también pueden mostrar una imagen de belleza irreal o inalcanzable. Pero un riesgo mayor es el de sobre-compartir. Instagram se presta mucho para que los adolescentes tomen fotos a todos los aspectos de su vida y la compartan, sin ver los riesgos que implica esta sobreexposición.

¿Cómo ayudar?

  • De entrada, nuevamente recordar que la edad mínima de uso para crear una cuenta son los 13 años y, aún así, puede depende mucho de si consideras que ya tiene la madurez adecuada para tener una cuenta de esta red social.
  • Las cuentas de instagram pueden ser configuradas como privadas. De esta formas sólo a quien le damos permiso puede ver las publicaciones que hagamos, de preferencia únicamente gente conocida.
  • Hablar con nuestros hijos acerca de sobre compartir, así como recordarles que una vez publicado algo se deja de tener control sobre esa fotografía (si, las imagénes de instagram se pueden descargar o simplemente se les toma una captura de pantalla).
  • Nuevamente recomiendo reforzar la autoestima, platicar mucho con ellos y hacerles ver que existen muchos tipos de belleza y que no hay necesidad de imitar la de alguien más.
  • Monitorear el uso de instagram. Una forma de lograrlo es “siguiendo” a nuestros hijos. No significa que haya que comentar en cada una de sus fotos, simplemente seguir y ver qué publican. Aquí debo hacer una aclaración: los adolescentes tienen una cierta tendencia a crear múltiples cuentas (mi mamá no sabe de esta cuenta), muchas de ellas, compartidas (varias personas accediendo a una misma cuenta, lo cual presenta sus propios peligros). Es muy importante hablar de esto y tratar de evitarlo lo más posible. La mejor arma que tenemos como padres es la comunicación franca y constante con nuestros hijos.
Musica.ly

Esta red social nace con la idea de generar videos que hagan el famoso “lip-synch” es decir, los usuarios simulan cantar alguna canción o fragmento de la misma. Es posible subir tus propios videos, recrear el de alguien más o simplemente ver lo que otras personas han publicado.
Dada su naturaleza principalmente musical, uno de los “peligros” de esta red son los contenidos inadecuados como es lenguaje altisonante (aunque en su mayoría en inglés), poses sugerentes o francamente sexuales que los adolescentes pueden repetir e incluso tomar como modelo a seguir.
A favor de esta red social podemos decir que existen filtros que limitan ese tipo de contenido, pero distan de ser perfectos y en la práctica mucho contenido cuestionable puede pasarse de largo, sobre todo en la página principal, donde a diferencia de otras redes sociales se puede ver no sólo las publicaciones de la gente que uno sigue, sino los más recientes y en la sección de búsqueda se pueden encontrar diferentes hashtags. Si no te gusta el reggaeton, es mejor no entrar a Musica.ly.

Otra característica de Musica.ly, aunque no es única de esta red social, son los retos. Aunque la mayoría de los retos que se publican en esta red están relacionados con música y uno que otro chiste, los retos pueden llevar a los jóvenes a hacer cosas que más adelante puedan lamentar.

¿Cómo ayudar?
  • Platicar con nuestros hijos sobre los peligros de los retos, que tan de moda están últimamente. Si bien hay muchos que son inofensivos y divertidos, hay otros que representan un peligro para la integridad física de quien los realiza.
  • Revisar con ellos la canciones de moda y explicarles porque hay contenido que no es adecuado para ciertas edades.
  • Hablando de edades, nuevamente, Musica.ly tiene como mínimo para hacer una cuenta los 13 años.
  • Crear una cuenta privada evitará que gente extraña vea los videos subidos, pero no evita que el usuario vea y haga “remixes” de los videos de los demás.
Youtube

Esta red social no necesita demasiada presentación. Youtube se ha convertido el sitio a donde casi todo el mundo ve videos, desbancando en muchos casos a la televisión.
Si bien, Youtube parece ser un lugar donde únicamente se consumen contenidos, la realidad es que se trata de una red social completa ya que cualquiera puede crear una cuenta con la que puede subir videos propios y hacer comentarios en los videos de los demás.

Uno de los grandes problemas que Youtube presenta con los usuarios menores de edad es que carece que un buen sistema para filtrar contenidos no aptos, incluso cuando se está navegando por zonas “seguras”. Ejemplos hay muchos, desde contenidos creados por algoritmos que solo buscan obtener clics y vistas hasta contenido violento o sexualizado con personajes de las caricaturas de moda. Si les interesa profundizar en este tema les recomiendo este TED Talk por James Bridle The Nightmare videos of children’s YouTube — and what’s wrong with the internet today. También debo mencionar que los comentarios pueden ser fuente de material no adecuado; YouTube es uno de los sitios donde en lo personal he visto los comentarios más rudos.

Había escrito mucho más acerca de YouTube, pero llegué a la conclusión de que será mejor hacer un artículo aparte ya que es un tema complejo y vale la pena hablar de sus múltiples implicaciones. Prometo tenerlo pronto y con enlace desde aquí.

¿Cómo ayudar?

  • Mucha vigilancia y platicar con nuestros hijos. Enseñarles a navegar esquivando los temas inadecuados es cuestión de acompañarlos mientras ven sus videos favoritos de YouTube.
  • Usar el modo restringido.- Si no podemos estar presentes, es posible establecer en el navegador de casa el Modo Restringido el cual ayuda a eliminar contenidos para contenidos más maduros. No es perfecto, pero es una buena ayuda cuando no podemos monitorear el uso de YouTube.
  • Usar YouTube kids es otra opción. Nuevamente, no es perfecta, pero es otra manera de estar más tranquilos mientras los jóvenes usan YouTube.
Concluyendo
Ni son todas las que están, ni están todas las que son. Muchos de mis alumnos aseguran que dejaron de usar Snapchat porque cambiaron la interfaz y lo hicieron más accesible para otros públicos. Como mencioné al principio del artículo hay una carencia de datos sólidos a este respecto que ayuden a orientar a los padres de familia. Probablemente la mejor recomendación es que se acerquen a sus hijos y vean qué redes sociales son las que ellos utilizan.
Aunque puede parecer lo contrario en este momento, la intención de este artículo no es ni escandalizar ni satanizar. Muy al contrario, en mi opinión el conocimiento es la mejor arma que podemos esgrimir contra un mundo lleno de fake news y retos a comer detergente (si no saben a qué me refiero les recomiendo busquen Tide Pods challenge).
Es nuestra responsabilidad ayudar a nuestros hijos a integrarse a esta sociedad digital y formar verdaderos ciudadanos digitales o mejor aún, seres humanos que saben usar la tecnología de forma segura, correcta y a su favor.


Por Miguel A. Rangel
Apasionado de la tecnología y la educación con más de 10 años impartiendo clases desde secundaria hasta universidad además de ser instructor para el Instituto de eMarketing México. Miguel está convencido que la tecnología puede y debe ser usada para mejorar la educación y siempre está en busca de difundir la cultura digital con sus alumnos y otros profesores. Google Certified Innovator y Apple Distinguished Educator.

Photo by bruce mars from Pexels

domingo, 6 de enero de 2019

Let them do the impossible!

Last Sunday I was having lunch with my family in my sister's garden. We were celebrating my 5 year old niece's birthday and of course, we were going to have a piñata. Emilio, my 10 year old nephew offered to hang it up, and his parents said yes. He began trying to do so, with very obvious and conservative methods, and was struggling. My brother in law offered to help, Emilio refused. Then he asked one of his cousins to crouch down so he could climb on his back, this plan failed.

Seeing this, his siblings and cousins approached to help, they decided to make a human pyramid to reach the tall branch of the tree and hag the rope. Their grandma, of course, stood up and told them to be careful and that they should ask an adult for help because it was dangerous. After this, my other brother in law, stood up and told them he could do it, to which they refused again.

Then Emilio went upstairs for his bow and tied the rope to his arrow, to shoot it above the branch and catch it on the other side. At this moment, the 6 children were totally engaged with the activity, and were coming up with all sorts of ideas. These plans, also failed. He started climbing the tree, and it was very difficult for him. His grandfather stood up and started walking towards getting a ladder, when finally, Emilio reached the branch. The whole family was cheering!

It had taken him about 3 hours, but he had done it on his own. And him, and everyone else around him had learned many different things in the process. Every parent I have ever talked to says they want their children to be independent, resourceful people, with problem solving abilities; but are we really willing to do, or not do, what is necessary for them to be able to achieve that? Every adult at the table felt the need to help, but our help was not only unnecessary, but also unwanted.

Every parent, grandparent, teacher, or adult in a child's life, in their own way, has been guilty of doing something for their children that could have been done by themselves, at least a couple of times. Reasons for this can go from simply wanting to speed things up due to the hurried life we live, feeling it is dangerous, to actually believing they are not able. No matter what the reason is, the message we are constantly giving them can be one of two,  “don´t bother trying, I can do it better” or, “here you have what you want/need, without having done anything to get it”; either message results in the opposite outcome of what parents really want their children to learn.

Miss Jimena Septién Godard
English Academic Coordinator
Image Pixabay