domingo, 28 de abril de 2019

¿Por qué muerden los niños?

Morder es una conducta normal y temporal en niños pequeños entre los 12 y 25 meses de edad.
No lo hacen con la intención de lastimar o agredir.

Es una manera de comunicar lo que necesitan o desean, ya que a esta edad no tienen el lenguaje suficiente para poder expresarse. Generalmente cuando adquieren más lenguaje los niños gradualmente dejan de morder.
En esta edad están aprendiendo a manejar sus emociones, por lo que pueden llegar a morder cuando están muy enojados, emocionados, frustrados o están recibiendo demasiados estímulos.
Puede ser que muerdan cuando se encuentran en una etapa de transición, como cuando dejan el biberón o con la llegada de un nuevo hermano.
También pueden morder cuando estén tratando de defender su espacio o quieren impedir que otro niño les quite un juguete.
Otra causa es cuando les empiezan a salir los dientes.

¿Qué hacer cuando muerden?

Es importante que le muestres nuevas formas de expresar sus deseos con palabras como: “mío” “¡no!”, y a expresar lo que necesita: “más” o “dame”. El niño tiene que aprender que las palabras tienen más impacto que las mordidas.
Sé firme con él/ella. Acércate viéndolo a los ojos y enséñale que no es adecuado que lastime a otros.
Si ha dejado alguna marca, muéstrale cómo ha lastimado, diciendo “mira, lo/la lastimaste, esto le duele mucho”.
Explícale lo sucedido a ambos niños, por ejemplo:
Al niño que mordieron: “Le quitaste el juguete a tu compañero y tu compañero te mordió”.
Al niño que mordió: “Te enojaste porque querías que te devolvieran el juguete”. De esta forma le estás nombrando la emoción que sintió.
Muéstrale al niño que hay cosas que sí puede morder, como un plátano o una mordedera.

Comprender las causas del morder nos ayudará a orientar a los pequeños e integrar conductas de comunicación adecuadas a su edad.


Vanessa Y. Reyes Herrera
Coordinación Psicopedagogía
Campus Santa Fe

Imagen by Envato

No hay comentarios:

Publicar un comentario