Fortnite, una Guía Para Padres

El famoso videojuego Fortnite está causando sensación a nivel mundial y es importante como padres que estemos enterados de su contenido y temática a fin de que tomemos las mejores decisiones para nuestros hijos.

Es una realidad de nuestros días que los niños de ahora pasan mucho tiempo “conectados” a las tabletas, teléfonos celulares o computadoras. Es parte de su vida diaria e intentar ir en contra es una tarea titánica por no decir imposible.

Estas tecnologías han transformado nuestras vidas de distintas maneras; en muchos ámbitos las han mejorado, pero también han traído consigo situaciones de potencial riesgo para los niños y adolescentes.

Situaciones que quizá a nosotros como padres no nos tocó vivir y en las que ciertamente hay que orientar, educar y guiar a nuestros hijos para navegar en estas aguas, que muchas veces para nosotros mismos, son poco exploradas.

En el 2017 salió al mercado el videojuego llamado Fortnite que tiene dos versiones: la versión online y la versión en app para dispositivos móviles. Este juego ha recibido incontables críticas que van desde las más severas hasta las más “light”.

En este artículo me doy a la tarea de darles datos objetivos para que sean los padres de familia los que tomen las decisiones que consideran prudentes para sus hijos considerando su edad, madurez, personalidad y gustos particulares.

Fortnite: Save the world

La versión pionera en la serie del juego; se trata de salvar al mundo de ataques zombies mediante la generación de una estrategia con tu equipo (de hasta 4 jugadores) que incluye la edificación de construcciones (tipo Minecraft) y de matar a dichas criaturas.

Este juego se lanzó para consolas como PlayStation 4, Xbox One y también se puede jugar en línea. Es gratis aunque tiene artículos que se pueden comprar (in-app purchases) como armas y materiales para construir.

Fortnite: Battle Royale

Esta es la versión para dispositivos móviles tanto Android como iOS. Es la que ha ganado amplia popularidad entre los chicos de todo el mundo. Esta versión se trata de sobrevivir a toda costa y ser el último jugador (entre 100) que quede con vida. Sí; implica que hay que matar a todos los contrincantes.

Es un juego que resuena con estos temas recientes de futuros distópicos donde la raza humana ha encontrado nuevos órdenes sociales que son básicamente injustos y donde las alianzas y la esperanza son escasos.

El juego es gratis y según datos de la compañía desarrolladora, Epic Games, tienen alrededor de 125 millones de usuarios a nivel mundial. Los jugadores están en línea y se pueden comunicar en tiempo real a través de voz o de texto lo cual es una característica de una red social con todos los peligros que pudieran estar presentes: lenguaje soez, situaciones de riesgo ante desconocidos, filtro de información, manipulación o “grooming”, entre otros.

Muchos artistas y celebridades se han unido a la euforia de este juego dándole una amplia publicidad y convirtiéndolo en el juego de moda.

La controversia de Fortnite

Fortnite es violento sin duda: la esencia del juego es matar. Aunque las imágenes están presentadas en un formato que a todas luces es fantasioso y caricaturizado; es una realidad que el objetivo es eliminar a los contrincantes. Comparado con otros juegos que también involucran muerte, es mucho menos gráfico.

¿De dónde viene la controversia? La aplicación ha levantado un acalorado debate a nivel internacional por ser altamente adictiva entre los niños y jóvenes quienes se ven atraídos por la dinámica; es un juego veloz (ninguna batalla dura más de 20 minutos) y, por lo que entiendo, no es tan fácil resultar ganador, lo que invita a seguir intentando una y otra vez.

Se han registrado diferentes incidencias en todo el mundo: chicos que afectan su salud dejando de dormir, que han gastado una fortuna comprando objetos e incluso han robado las tarjetas de crédito a sus padres. Se tiene conocimiento de alumnos que han faltado a clases a razón de continuar conectados en el juego. Así mismo se han dado a conocer casos de niños que han tenido que recibir tratamiento especializado para superar su adicción a Fortnite.

¿Es real la adicción a los videojuegos?

La Organización Mundial de la Salud (WHO, por sus siglás en inglés) definió durante este año lo que la adicción a los videojuegos la cual denominó Trastorno del videojuego como “un patrón de conducta del jugador (videojugador o jugador digital) caracterizada por un descontrol sobre el impulso de jugar, asignar consistentemente mayor prioridad a jugar sobre otras actividades al grado que el juego toma precedencia sobre otros intereses o actividades diarias y continuar con dicha actividad a pesar de la ocurrencia de consecuencias negativas.”


¿Qué hacer?

Como padres, buscamos educar personas responsables e independientes que puedan afrontar y resolver sus problemas en el futuro. Además, queremos que sean felices, ¿cierto?

Mi recomendación es ser padres presentes. Estar siempre disponibles, en contacto. Establecer diálogo con nuestros hijos; escucharlos, hacerles preguntas, involucrarse con sus gustos, sus aficiones, sus pasatiempos. De esta manera podremos anticipar peligros o conductas que no sean constructivas así como generar confianza y dejarlos tomar sus propias decisiones cuando se encuentren listos.

Espero que esta guía les ayuden en su tarea de ser padres y poder orientar de la mejor manera a nuestros jóvenes y pequeños.

Por Mariana Resa Romo
Photo: Rebecca Pollard vía Flickr
www.lomashill.com

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Juan y su viaje a Júpiter

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Los riesgos de Tik Tok para nuestros niños.