Música, un boost para tu vida

 "Desde la perspectiva del cerebro, escuchar música puede ser una experiencia rica y muy activa, casi tan rica como interactuar con otro ser humano". 

Andrew Budson.


La respuesta del cerebro a la música es tal, que tiene a capacidad de calmar, energizar e incluso mejorar la memoria, no importa si escuchas de forma activa o solo de fondo vas a obtener sus beneficios. 


El viaje empieza cuando se activa la corteza auditiva en los lóbulos temporales cerca de los oídos, las partes involucradas en las emociones se estimulan y se sincronizan, al mismo tiempo las regiones encargadas de la memoria se accionan y, curiosamente el sistema motor también.


Debido a que la música puede activar casi todas las regiones y redes del cerebro, puede ayudar a mantener fuertes una gran cantidad de vías y redes cerebrales, incluidas aquellas redes que están involucradas en el bienestar, el aprendizaje, la función cognitiva, la calidad de vida y felicidad. 


De hecho, solo hay otra situación en la que puedes activar tantas redes cerebrales a la vez, y es cuando participas en actividades sociales.


Foto: Andrea Piacquadio en Pexels.

Dos estudios recientes, uno en los Estados Unidos y el otro en Japón, encontraron que la música no solo nos ayuda a recuperar los recuerdos almacenados, sino que también nos ayuda a crear otros nuevos. En ambos estudios, las personas mayores sanas obtuvieron mejores resultados en las pruebas de memoria y razonamiento después de haber completado varias clases semanales en las que realizaron ejercicio físico moderado con acompañamiento musical.



¿Cuáles son sus beneficios?


Alivia la ansiedad y el malestar durante los procedimientos médicos. Ensayos clínicos demostraron que las personas que escucharon música antes de los procedimientos tuvieron menos ansiedad, menos molestias y menos necesidad de sedantes.


Restaura el habla perdida. Ayuda a convalecientes de lesiones que se hayan dañado la región izquierda del cerebro, la responsable del habla. Debido a que la habilidad para cantar se origina en el lado derecho, las personas pueden solucionar la lesión del lado izquierdo cantando primero sus pensamientos y luego dejando caer gradualmente la melodía. 


Reduce los efectos secundarios de la terapia contra el cáncer. Minimiza la ansiedad asociada con la quimioterapia y la radioterapia. También puede calmar las náuseas y los vómitos de los pacientes que reciben quimioterapia.


Ayuda con fisioterapia y rehabilitación. Estudios sugieren que mejora el funcionamiento físico, psicológico, cognitivo y emocional de las personas durante los programas de rehabilitación física.


Ayuda a aliviar el dolor. Disminuye la percepción del dolor, reduce la cantidad de analgésicos necesarios, ayuda a aliviar la depresión en pacientes con dolor y les da una sensación de mejor control sobre su dolor.


Mejora de la calidad de vida de las personas con demencia. Debido a que la capacidad de interactuar con la música permanece intacta al final del proceso de la enfermedad, la música puede ayudar a evocar recuerdos, reducir la agitación, ayudar a la comunicación y mejorar la coordinación física.


Favorece la conexión emocional. Escuchar canciones significativas con amigos puede convertirse en una experiencia compartida que genere empatía.

El poder de la música influye en tantos ámbitos que si aún no es parte de tu rutina diaria deberías pensar en incluirla. 


Fuente: Music can boost memory and mood. Dr. Anne Fabiny. Harvard Health Publishing, Harvard Medical School, Febrero 2015.

Why is music good for the brain? Andrew E. Budson, Harvard Health Publishing, Harvard Medical School, Octubre 2020.

How music can help you heal. Harvard Health Publishing, Harvard Medical School, Febrero 2016.

Music to your brain. Harvard Health Publishing, Harvard Medical School, Septiembre 2020.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Are we training students in the right path?

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Juan y su viaje a Júpiter