Que el uso de pantallas no afecte tu vista, ni la de tus hijos

 

En el último año nuestros hábitos han cambiado drásticamente, chicos y grandes hemos tenido que reorganizar rutinas y estilos de vida, pero teniendo en común el auge de la tecnología, es muy probable que las horas que pasamos frente a pantalla se hayan multiplicado.

  

Hablando específicamente de niños, más de 2 horas de uso de pantalla al día se ha asociado con aumentos pequeños, pero significativos en el índice de masa corporal, mala calidad de sueño y el aumento en el riesgo de padecer miopía e incluso problemas de falta de atención. 


Pantallas y niños 


La Organización Mundial de la Salud sugiere que ningún niño debe utilizar una pantalla antes del primer año de edad y que el tiempo de pantalla debe ser muy limitado durante varios años después. 


La Academia Americana de Pediatría recomienda no utilizar ningún medio digital (excepto los chats por video) en niños menores de 18 a 24 meses, y enfocarse en medios educativos cuando los pequeños empiecen a utilizar las pantallas. 


Cual sea la recomendación que sigas, hay algo en común: al menos el primer año de vida debería caracterizarse por la restricción de pantallas.  



Foto de Ksenia Chernaya en Pexels

Hay una contraparte interesante, una investigación del 2019 publicada en Ophthalmology, encontró que pasar tiempo al aire libre, especialmente durante los primeros años de la niñez, puede retardar la progresión de la miopía


Recomendaciones:  

  • Sigue y haz que los niños sigan la regla 20-20-20, cada 20 minutos mirar al menos a 20 pies de distancia (6 metros, aproximadamente) durante 20 segundos, puedes usar un cronómetro para que los peques lo recuerden. 
  • Promueve la costumbre de mirar hacia arriba y observar por la ventana cada cierto tiempo.  
  • Evita el uso de pantallas a la intemperie o en áreas de iluminación muy brillante. 
  • Gradúa el brillo de los dispositivos. 
  • Recuérdales a los niños que deben parpadear, lo normal es hacerlo 15 veces por minuto. 
  • Mantén las pantallas a 60 o 65 centímetros de distancia. 
  • Si tú o tus hijos usan lentes de armazón asegúrate de que tengan la graduación correcta, si son de contacto recuerda que hay que descansar de ellos. 
  • Si terminan de ver un dispositivo, no vayan inmediatamente a ver otro.  
  • Evita la automedicación. 
  • Ojo seco. 
  • Visión borrosa o nublada. 
  • Dolor de cabeza. 
  • Comezón en los párpados.  

Efectos secundarios 


Las pantallas emiten luz azul, que nos mantienen alerta y disminuyen la producción de hormonas del sueño; provocando falta de sueño, aunque no daña la visión. Sin embargo, hay algunas molestias que pueden presentarse tras una exposición prolongada: 


Finalmente, es conveniente que los niños visitaran al especialista al menos una vez entre los 3 y 5 años, y a partir de ese momento, anualmente o cada 2 años. 

Generalmente los menores de 3 años suelen no quejarse, así que obsérvalos para detectar cualquier problema, si notas que se frotan mucho los ojos o que los entrecierra para mirar un texto u objetos a lo lejos, si notas que guiña un ojo al mirar a la distancia, ladea la cabeza o desvía un ojo al ver libros o la televisión, llévalo con el médico.  




Fuente: Screen use for kids. American Academy of Ophthalmology. Septiembre, 2019. 

¡Mucho ojo! Cuida tu vista de las pantallas esta cuarentena. Tecnológico de Monterrey. José Longino Torres. Marzo, 2020.  

Cómo cuidar los ojos de los niños en una nueva normalidad llena de pantallas. De mamás y papás. Aminie Filippi. Octubre, 2020 


Comentarios

  1. Es la mejor guía que e encontrado para guiar en salud a mi pequeño Jeans de mezclilla para mujer soy de primera vez y esto me ha sido de mucha utilidad, gracias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Are we training students in the right path?

Juan y su viaje a Júpiter