Eduquemos en equidad respetando las diferencias

 Quizá el mayor deseo de todos los padres es que nuestros hijos se desarrollen en equidad, independientemente de sus diferencias físicas y contextos sociales. Con lo anterior hablamos de derechos y oportunidades que no estén ligados a su género ni a su etnia, ni a las preferencias sexuales que desarrollarán. 

 

Países como México guardan profundas creencias de género que terminan por ser restrictivas y limitantes en cuanto a las opciones de vida tanto para hombres como para mujeres, años de educación basada en estereotipos provocan el abandono de proyectos de vida que no satisfacen a sus protagonistas. 

 

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), realizó una encuesta en países de ingresos bajos y medios en 2015 y encontró que más de la mitad de los niños entre 15 y 19 años justifican los golpes de esposo a esposa bajo ciertas condiciones

 

Podrías pensar que lo anterior está fuertemente determinado por el contexto social (ingresos, educación, oportunidades, etc.), sin embargo, otra investigación comprobó que los varones nacidos en Estados Unidos con padres mexicanos mantienen ideas machistas hasta los 20 años. Contrario a las mujeres, que son más susceptibles a las influencias cognitivas relativas a lo que se espera de ellas por su género. 


Foto: Anna Shvets para Pexels

Parece ser que hay dos elementos detonantes en cómo los niños van a interactuar con los roles de género: la educación y la familia. Sobre el primero se han estudiado los comportamientos que se corrigen con éxito cuando hay constancia, arrojando lo siguiente: 

 

·      Reducción de la perpetración o experiencia de violencia física, psicológica o sexual dentro de las relaciones. 

·      División más equitativa del trabajo doméstico y del cuidado de los niños. 

·      Disminución de los comportamientos de riesgo relacionados con la salud física y sexual. 

 

Con esto no queremos decir que los valores de las culturas latinas sean malos, solo que al ser la familia el contexto crítico para la socialización del género, hay acciones que pueden favorecer al desarrollo igualitario, lo que no significa ignorar las diferencias físicas y fisiológicas entre niños y niñas. 

 

1.     Analiza los pequeños detalles. Es común que existan prejuicios sexistas producto de nuestra historia, en lugar de negarlos sustitúyelos por nuevos pensamientos que destaquen a nuestros hijos como personas únicas, con cualidades, preferencias y emociones únicas. 

 

2.     Actúa más de lo que dices. En 2001 se publicó un estudio que mostró que los adultos jóvenes reparten el trabajo doméstico con su pareja si lo vivieron en su infancia. ¿La conclusión? Predica con el ejemplo. 

 

3.     Enseña el respeto por las diferencias.  Así como los cuerpos son diferentes y eso no nos hace ni mejores ni peores, lo mismo debe aplicar a diferencias étnicas, orígenes, nivel económico, preferencias, etc. 

 

4.     Permite que tus hijos elijan sus propias aficiones. Déjalos descubrir sus talentos. Debemos aspirar a que los niños se enfoquen en lo que realmente les apasiona, independientemente de lo que esperamos de ellos por su género. 

 

5.     Recurre a entretenimiento que desafíe lo tradicional. Hay un sinfín de películas, libros y hasta podcasts que están enfocados en contar historias reales de hombres y mujeres inspiradores que tienen en común la decisión de hacer lo que más les gustaba. 

 

6.     Dale mucho amor a tu hijo varón. Aún hay mucho trabajo por hacer en cuanto a la salud emocional de los niños, todo porque no se les permite expresar sus emociones, piensa que al hacerlo se convertirán en hombres íntegros y fuertes emocionalmente. 

 

7.     Acerca a las niñas a las nuevas tecnologías. Hay estudios que muestran que los padres de los niños usan más números y conceptos matemáticos que los padres de las niñas. Encuentra la forma de fomentar su acercamiento a áreas relacionadas a la ciencia y tecnología. Si deciden que no les agrada no pasa nada, a lo que sigue.  

 

8.     Actúa cuando veas que tus hijos tienen actitudes discriminatorias o poco respetuosas.Explícales el por qué no es adecuado, hazlos reflexionar sobre cómo se sentirían si ellos fueran el blanco de esas acciones. 

 

9.     Muestra tu desaprobación ante cualquier violencia o pérdida de control. 

 

Si realmente buscamos que todos tengan las mismas oportunidades, no permitamos que creencias absurdas le impidan a nuestros niños desarrollarse plenamente. 

 

 

Fuentes: “Gendered stereotypes and norms: A systematic review of interventions designed to shift attitudes and behaviour.” Rebecca Stewart a 1, Breanna Wright a 2, Liam Smith a 2, Steven Roberts b 2, Natalie Russell c 2. Science Direct. Abril, 2021.

“Mexican American Adolescents’ Gender Role Attitude Development: The Role of Adolescents’ Gender and Nativity and Parents’ Gender Role Attitudes.” Kimberly A. Updegraff, Susan M. McHale, Katharine H. Zeiders, Adriana J. Umaña-Taylor, Norma J. Perez-Brena, Lorey A. Wheeler, and Sue A. Rodríguez De Jesús. J Youth Adolesc. Diciembre, 2014.

“How to educate children for gender equality.” Giovana Romano Sanchez. Believe Earth. Diciembre, 2018.

“Educar en igualdad”. Abaterapia Pscisología Infantil. 

“7 claves para trabajar la igualdad de género en las aulas.” Ser Padres. Octubre, 2016.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los riesgos de Tik Tok para nuestros niños.

Logros de la etapa preescolar.

La autorregulación en niños de preescolar.