¿Ya te enteraste?

Los ciudadanos digitales de hoy estamos convencidos de que lo sabemos todo y estamos muy bien informados. “Lo vi en un video de 5 minutos….” “Sí…me llegó la noticia en un mensaje” y hasta creemos que aprendemos de los “memes”.

El otro día escuchaba en la radio a Ángel Verdugo, periodista, que reflexionaba sobre la información volátil de hoy, comparando nuestras fuentes con los merolicos que vendían productos milagro hace años, por tres razones: desaparecen fácilmente, no toda la información tiene un sustento oficial y están dirigidos a los menos informados.

En parte este fenómeno se debe a nuestro reducido tiempo de atención, por darle “next” a todo, a la música, a los canales y probablemente ya pocos lectores llegaron a este párrafo.

Leer es algo que hoy se nos dificulta mucho, leer con atención y escuchar empáticamente no es algo aprendido. En cuanto escuchamos el primer argumento estamos ansiosos por responder, por poner un “dislike” o enfurecernos en contra de una persona que tiene una opinión particular. Incluso, llegando a respuestas agresivas.

En consecuencia, nuestros niños están aprendiendo lo mismo, a ver y juzgar rápidamente, a buscar la información fácil, “Alexa dime cuántos países hay en Africa”, -y claro que no quiero minimizar lo importante de la tecnología y las herramientas que nos facilitan el aprendizaje sino cuestiono la forma de usarlos-, les hemos enseñado a “copiar y pegar” para acabar rápido, ya que los niños de hoy están llenos de actividades que nosotros mismos les hemos impuesto. Tenemos mucha prisa.

Y es que mantener fuentes de información fidedignas es todo un reto, conseguir escritores con temas de interés y un sustento también lo es, por ello los contenidos ligeros son más fáciles de generar.

Dicho esto, el hecho de que este mes el blog del Colegio esté cumpliendo un año me parece un gran logro, rebasando por mucho el promedio de vida de los blogs, que fácilmente aparecen y desaparecen por falta de contenidos de trascendencia. Y es increíble que contenga desde cuentos escritos por niños, consejos para el lunch, la guía fácil para el primer día de clases, reflexiones sobre Fortnite y hasta análisis psicológicos sobre los comportamientos actuales de la niñez. Me pregunto qué tanto lo aprovechamos, lo compartimos y lo llevamos a la práctica.

¡Se buscan! Lectores asiduos, pero también más escritores serios, niños, mamás, papás, maestros, psicólogos, adolescentes, médicos, que quieran contribuir con investigaciones de valor, compartiendo sus propias experiencias y aportando ese granito, para que todos podamos saber un poquito de todo con el fin de seguir educando a esta generación, que nos trajo grandes retos.

Priscila Balcázar
Mamá de alumnas del Colegio
www.lomashill.com
Foto por Envato.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Juan y su viaje a Júpiter

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Los riesgos de Tik Tok para nuestros niños.