Super héroes


Y todo comenzó unos días antes de arrancar con el ciclo escolar, cuando muy emocionada, esperaba la llegada de los alumnos que ahora formarían parte de Lomas Hill. No sabía qué talentos traerán, qué tipo de superpoderes poseerán, con cuáles de “nuestros niños” se llevarían, o qué gustos tendrían. Sin embargo, me sentía muy entusiasmada y fui creando retos y poniendo obstáculos por toda mi “oficina”  que es la cancha.

Fueron llegando poco a poco. Unos marchando con paso firme, mostrando seguridad y entereza. Otros, con sus manos dentro de los bolsillos, intentaban ocultar los nervios de entrar a un nuevo colegio. Por fin, llegaron todos los alumnos nuevos, y también, claro, llegaron algunos “alumnos viejos”, a quienes yo más bien llamaría guías o gurús, pues de todo corazón regalaron su último día de vacaciones, para dirigir a los nuevos alumnos durante su camino a la entrada de Lomas Hill.

El show comenzó. Los niños conocieron su campo de batalla, guiados por sus profesores, quienes lograron colocar poco a poco su armadura de herramientas, como confianza, respeto, seguridad, emoción, alegría de vivir, a cada uno de nuestros nuevos integrantes. Al estar listos, se dirigieron al objetivo….¡Divertirse a lo grande! Un primer reto fue el trabajo en equipo, para así, con buena puntería, lograr obtener los primeros puntos para su equipo. Los más pequeños no mostraron ningún temor hacia los grandulones de secundaria. Claro, nosotros sabemos que la nobleza reina en los corazones de nuestros alumnos, sin importar el tamaño o grado. De ahí, comenzaron las diez diferentes actividades basadas en “Minute to win”. En dichas actividades, cada participante mostró su fuerza, destreza, equilibrio, rapidez, agilidad y creatividad. El ganador no fue realmente lo importante, sino las porras, apoyo y entusiasmo que mostraban todas las personas que estaban en la cancha.

Sin duda, estos luchadores no entraron al colegio de la misma forma en la que salieron: con una sonrisa en su rostro, con una mochila llena de habilidades, y con un Beaver que los acompañará durante muchos años en éste, su nuevo hogar.

Ana Montenegro
www.lomashill.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Juan y su viaje a Júpiter

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Los riesgos de Tik Tok para nuestros niños.