10 hábitos para ser más generoso

 

"La vida consiste en una serie de problemas que hay que solucionar y, muchas veces, esos problemas producen estrés. La gratitud puede acabar con el estrés”.
Robert Emmons, investigador y profesor de la Universidad de California. 

Foto: Raj Vaishnaw en Pexels


La gratitud va más allá de la cortesía, tiene que ver con reconocer y valorar lo que sí se tiene, tangible o no: un techo, salud, amistades, familia, risas, confianza, fe.  


Ya que está en el pensamiento, es una virtud en la que se puede mejorar, porque cuando es auténtica recibimos múltiples beneficios: 


  • Aumenta tu autoestima. 
  • En adolescentes mejora el comportamiento y les da sentimientos esperanzadores. 
  • Mejora la calidad de sueño. 
  • Los estudiantes agradecidos tienen mejores promedios y tienen mejor integración social. 
  • Se perciben cambios favorables en el ritmo cardiaco. 


El mismo Emmons propone 10 hábitos que te ayudarán a ejercitarla. 

  1. Escribe un diario de agradecimiento: Hazlo todos los días de 10 a 15 minutos, estudios han demostrado que no solo te mantiene más consciente de lo que tienes, también te ayuda a mantenerte enfocado en tus objetivos. 
  2. Acepta lo negativo: Asume que existirán contratiempos, al recordarlos sentirás gratitud por haberlos superado. 
  3. Pasa tiempo con quien quieres: Reforzar las relaciones te mantienen en conexión, mejora los niveles de felicidad y reducen el estrés. 
  4. Demuestra tu afecto: En parejas, cuanta más gratitud, menos probabilidad de divorcio. En relaciones sociales y familiares, se fomenta la cercanía y los involucrados aumentan su valor. 
  5. Usa las redes sociales con cuidado: Que sean un recordatorio de lo positivo que tienes y recurre a ellas cuando lo necesites. 
  6. Valora lo pequeño: Da las gracias por nimiedades, valora que saboreaste un chocolate, que tu mascota te recibió efusivamente, que viste un arcoíris. 
  7. Contagia: Reconoce la amabilidad y regrésala, está comprobado que estas acciones alegran a ambas partes. 
  8. Sé voluntario: No importa de qué, ayudar a otros sin esperar nada a cambio reduce los sentimientos de depresión y aumenta el bienestar general. 
  9. Muévete: El ejercicio te hace más feliz, reduce la tensión, te distrae, mejora tu salud. 
  10. Quiérete: Ve por tu bienestar, mírate con autocompasión, no seas tan duro contigo mismo. 

Entonces, ¿por qué estás agradecido? 



Fuente: Lindsay Holmes. 10 Things Grateful People Do Differently. More gratitude = Better lifeThe The Huffington Post 










Comentarios

Entradas populares de este blog

Are we training students in the right path?

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Juan y su viaje a Júpiter