Lo que los adolescentes quieren que sepas, ya

 ¿Quién educa, tu miedo o tú? Cristina Gutiérrez, educadora emocional.

Una mañana te das cuenta de que tu hijo, ese niño obediente, dulce y responsable se ha transformado. Decidió que su nuevo deporte favorito será retarte en cada oportunidad. Se encienden tus alarmas, llega la incertidumbre, tus reacciones son más impulsivas y todo porque no encuentras la forma de acercarte al adolescente con el que parece que lo único que tienen en común son los apellidos. 

Pero momento, todos hemos pasado por ahí, tenemos recuerdos de los estallidos de emociones, los cambios, de la necesidad de pertenecer. Entonces, ¿por qué como padres de familia nos es tan difícil abrir la comunicación y qué podemos hacer para revirarlo? Nosotros te proponemos acudir a la fuente y aprender a escuchar.


A continuación te presentamos un compendio de lo que a los adolescentes les gustaría que sus padres supieran, te vas a sorprender: 

Foto de Andrea Picquadio en Pexels

  1. “No todas las conversaciones tienen que terminar en lecciones”. A veces ellos solo necesitarán ser escuchados, pregúntales cómo están realmente, dales la confianza para que puedan compartir sus cosas contigo y analiza si frecuentemente los juzgas o los criticas.
  2. “También estamos cansados, estresados y ansiosos”. Erróneamente creemos que por ser jóvenes tienen toda la vitalidad y energía que nosotros no; en la última década el estrés en adolescentes se ha disparado, sumados a los cambios físicos, emocionales y hormonales es completamente normal que se sientan agotados. Sé más comprensivo. 
  3. “Mi recámara es mi espacio seguro”. Respeta su privacidad, acostúmbrate a tocar antes de entrar, cierra la puerta al salir, permíteles que decoren y organicen a su gusto.
  4. “Sigo aprendiendo, estoy haciendo todo lo que puedo”. Se van a equivocar, no hay más. Deja que tomen sus propias decisiones, no pasa nada si hacen las cosas de forma diferente a como tú las harías, respeta su individualidad. 
  5. “No me fuerces a hacer cosas que a ti te gustan”. Esto es clarísimo, ellos tienen una personalidad que están descubriendo, nuevas actividades que van a descubrir, confía en sus decisiones.
  6. “Respeta mi privacidad”. La naturaleza del ser humano es compartir cuando nos sentimos apoyados, piénsalo ¿con qué ganas vas a platicarle temas personales a alguien que continuamente te critica o simplemente, con alguien que no te hace sentir cómodo? Bueno, pues mientras no cambies tu estrategia para acercarte a tu teen, no esperes que te cuente sus cosas de forma natural, así que respétalo, no “tiene que” solo por jerarquía.
  7. “Cuando estoy enojado no insistas”. Es perfectamente normal que quieras demostrarle tu afecto y preocupación, pero también dale tiempo para que procese sus sentimientos y quiera acercarse para compartirlos. Tampoco asumas.
  8. “Pregúntame si quiero saber tu opinión”. Si ya te diste el tiempo de escuchar con toda tu atención sigue abriéndote camino preguntándole si quiere saber qué opinas, te sorprenderá la respuesta. 
  9. “Reconoce lo que hago bien, no solo recalques los errores”. Quitar el foco en lo negativo y ponérselo a lo positivo le ayuda a todos, mejora el panorama general. Dale recompensas en forma de palabras y acciones, cuando no esté cumpliendo con algo simplemente recuérdaselo sin reclamos.  
  10. “Cambia tus formas”. Sé autocrítico, ¿cómo lo estás tratando? Si hasta el día de hoy tu estrategia no funciona cámbiala. 
  11. “No soy rebelde solo porque sí”. A veces estarán tratando de expresarse, otras estarán reactivos a negativas, muchas otras es su curiosidad ante la prohibición. Los cambios en su cerebro los tienen de cabeza. 
  12. “Mis emociones son tan válidas como las tuyas”. Lo que menos quieren escuchar es que no es para tanto, que ya pasará, que no vale la pena, que no lloren, que hay cosas peores, etc. Sé empático, reacciona como si estuvieras frente a tu mejor amigo. 
  13. “Mi teléfono es mi vida social”. Claro que puedes poner reglas sobre horarios y controles parentales solamente deja de ridiculizarlos porque no tienen relaciones personales como “antes tú lo hacías”. Recuerda, que no sea parte de tu cotidianidad o que no lo entiendas no quiere decir que tengas que prohibírselo, infórmate sobre cómo mantenerlo seguro. 
  14. “Aprecio lo que haces por mí, pero a veces es difícil demostrarlo”. Empieza tú, poco a poco y llegando hasta donde te lo permita.
  15. “Los tiempos han cambiado, no todo se ha vuelto más fácil”. Ojo aquí, así como la tecnología ha simplificado muchas cosas, también ha vuelto el mundo mucho más competitivo, social y académicamente.
  16. “A veces quiero una vida diferente a la tuya”. Se llama autonomía y el trabajo de los padres es prepararlos para que la alcancen, una vez más el respeto es esencial. Espera el mejor resultado a partir del trabajo que haz hecho con ellos. 
  17. “Apreciamos tu honestidad”. Una vez más, trátalos como adultos, todos agradecemos un trato digno y recto. 
  18. “Quiero libertad, pero también límites”. Podría parecer que los adolescentes presionan demasiado para conseguir su independencia, sin embargo los límites son necesarios, también son una demostración de interés, sin mencionar que los límites los ayudan a mantenerlos a salvo y a que desarrollen criterio. 
  19. “Odio las comparaciones”. Muy directo, ¿no? No hay forma de hacerlas sin herir, evítalo a toda costa.


¿Era lo que esperabas? Si te fijas se trata en gran medida de validarlos, respetarlos, escucharlos; tal como lo haríamos con un igual incluyendo el factor límites con reglas. Ten en mente que es mejor negociar que prohibir. 


Es un trabajo arduo, pero los beneficios bien valen la pena. 



Fuente: 15 Things Teenagers Wish Their Parents Knew (By Teenagers) by Daniel Friedman. ModernTeen.

10 Things Teens Want Their Parents to Know—in Their Own Words. Michelle Dushensky. The Signal Hill 

What Teens Want Parents to Know. Teresa Mercer. Youth First, 2018.

Comentarios



  1. Me agrada este tipo de temas resultan muy importantes para las jovenes de con pantalón de mezclilla porque la comunicación es fundamental para todos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Are we training students in the right path?

¿Qué tan importante es la tarea en verdad?

Juan y su viaje a Júpiter