Verano de aventura al aire libre, recomendaciones para evitar riesgos

El aire libre se asocia con buena salud y bienestar, la ciencia lo confirma, a medida que el cuerpo absorbe vitamina D hay una mejoría  en el estado de ánimo, esto ayuda a combatir la depresión, el estrés y la ansiedad. 


Si tú también quieres aprovechar estos beneficios te damos una guía para que tu experiencia sea segura además de reparadora. 


Primero, ¿qué actividades podemos hacer? Todo depende de qué tantas ganas de aventura tengas, quiénes van a ser tus acompañantes y cómo es el destino que tienen en mente. Aquí se vale de todo: 


  • Senderismo, camping. 
  • Escalada en roca.
  • Bicicleta. 
  • Kayak, rafting. 
  • Equitación. 


Antes de partir

  • Nunca vayas solo y cuando haya niños involucrados procura que la mayoría del grupo sean adultos. 
  • Identifica la zona a la que van a llegar, el clima y el terreno. 
  • Sé consciente de las limitaciones de tu estado físico y de la diferencia de habilidades que puede haber en el grupo.
  • Deja una copia de tu itinerario a alguna persona de confianza, incluye datos como la marca del auto, placas y la fecha del regreso.
  • Haz un plan de emergencia en caso de alguna emergencia médica o de que alguien se pierda. 



Lo que tienes que aprender ANTES

  • Primeros auxilios básicos para tratar lesiones. 
  • Identificar y saber cómo tratar golpes de calor, deshidratación, agotamiento, hipotermia.
  • Leer brújulas y mapas. 
  • Elegir buenas zonas para acampar y refugiarse. 
  • A reparar bicicletas, linternas, cosas que lleves y puedan tener algún desperfecto por alguna caída o porque les cayó agua. 
  • Averigua cómo estará el clima

Foto de Ekaterina Bolovstova para Pexels

Empaca

  • Agua
  • Brújula, linterna, iniciador de fuego, ropa de abrigo. 
  • Botiquín con antisépticos, pinzas, repelente de insectos, protector solar, antihistamínicos. No olvides medicamentos de prescripción, la intención es que el botiquín se adapte a tus necesidades. 
  • Barras energéticas de carbohidratos, granola, chocolate o fruta.
  • Kit de reparación con algunas herramientas, algo sencillo y que no pese demasiado.  
  • Silbatos, son útiles con los niños en caso de accidentes o cuando se pierdan de vista. 
  • Si usas lentes oftalmológicos lleva unos extra. 



Durante la aventura 

  • Diseña el viaje para que el miembro más frágil del grupo pueda disfrutarlo sin riesgo. 
  • Si en el terreno hay acantilados manténganse en los senderos
  • Parece un poco obvio, pero no entren a zonas prohibidas. 
  • Usen la ropa adecuada al clima, por ejemplo en las zonas montañosas el clima es nublado ventoso y fresco. Tennis adecuados con suela antiderrapante.
  • Haz el campamento antes de que oscurezca
  • La ropa mojada contribuye a la pérdida de calor, manténganse secos, igual que los sacos de dormir. 
  • Comprueba que no haya peligro potencial como hormigueros, panales de abejas, hiedras venenosas, etc. 
  • Si llevaste a tu mascota que siempre esté con correa, revisa sus almohadillas en zonas rocosas y en temperaturas extremas. 
  • Eviten tomar agua de corrientes, puede tener parásitos o microorganismos aunque se vea limpia, hay que filtrarla. 
  • No uses colores llamativos o fluorescentes, éstos llaman la atención de avispas y abejas, lo mismo sucede con lociones y perfumes.
  • El repelente se pone después del protector solar (que se reaplica en el transcurso del día), a los niños evita ponérselos en las manos, cerca de los ojos y boca. 
  • El repelente tampoco se pone sobre cortes o en piel irritada. 



Por si todavía tienes tus dudas, las actividades al aire libre crean conciencia en los niños sobre los problemas de conservación, al estar en la naturaleza van a notar los beneficios y a reconocer la importancia de mantener el medio ambiente en óptimas condiciones. Organiza un fin de semana fuera de la ciudad. 


Fuente: The Wilderness Society. 

US Forest Service. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

The sad bubble

Logros de la etapa preescolar.

La autorregulación en niños de preescolar.